viernes, 27 de mayo de 2011

Postear

Del mismo verbo que data de tan poco tiempo.
Todo parece indicar que Diana G ya no quiere postear mucho. 
Pero igual lo piensa, muy seguido, y sus entradas están llenas de borradores que se quedan ahí. Cuando los relee, es como eso que decía un amigo querido, como escuchar la propia voz grabada. Algo casi  insufrible. Pero igual posteo esto, del verbo postear. Y quizá en este futuro nuevo que empieza en junio, y en este presente que se confunde un poco, casi barroco y tan silente, podrá soltar un poco, soltarse un poco. Y poner por escrito eso que imagina y que anda imaginando todo el tiempo. Libertad ganada. Cambios radicales que sólo ella nota. No es la misma que hace unos meses. Cayó un veinte. El veinte. Y cayó varios meses después, años después pero cayó y encontró donde caer porque el terreno estaba arado. Y el único ciclo era, para ese semillero, el propio. 
De todos modos, siempre está todo ahí para resolver y para vivir, para seguir viviendo, de preferencia, intensamente.